Celebra como se debe

En esta Fiesta de San Juan hacemos una invitación especial: cuidar la casa del Otorongo antes, durante y después de la celebración porque ¡Sin selva no hay fiesta!